Gastronomía - Salamanca Vivela

Post Top Ad


En toda la provincia de Salamanca se come muy  bien y de forma abundante. Hay una oferta muy variada de establecimientos, desde bares donde tomar tapas sencillas o pinchos sofisticados hasta restaurantes de categoría.

Debido a la gran diversidad de ambientes, se pueden encontrar locales de todos los precios, que satisfacen tanto a estudiantes como a quienes no miran mucho el bolsillo. Es habitual pedir el menú del día, cuyo precio oscila entre los 8 y 15€.

Los horarios son los habituales en España, se suele comer alrrededor de las 14:00 h. y puede prolongarse el servicio hasta las 16:00 h.
El servicio de cenas empieza entre las 20:30 h.

Las tapas sirven para acompañar la cerveza o vino. Salamanca tiene una importante cultura enológica y es habitual encontrar extensas cartas de vinos en casi todos los establecimientos.

La cocina charra es esencialmente cárnica. Los campos de la provincia de Salamanca dan lugar a una producción de castañas y bellotas que alimentan a una ganadería porcina capaz de proporcionar abundantes productos de chacinería. Entre ellos se tienen embutidos como la longaniza de Salamanca, el chorizo cular (embutido en tripa gruesa o de gran calibre). Algunos de ellos como los farinatos (populares en Ciudad Rodrigo), que son embutidos elaborados con manteca de cerdo, miga de pan, pimentón, cebolla, sal y granos de anís. Los farinatos se suelen freír y acompañarse de huevo revuelto, en la actualidad son servidos como tapas. Los chorizos de Candelario. El jamón curado en Guijuelo. Con el chorizo se elaboran los hornazos que son una especie de empanada rellena de chorizo picado, huevo duro y lomo de cerdo. A destacar el hornazo de Cepeda que está cubierto de azúcar. De clara influencia castellana aparece en algunos de sus municipios el tostón (cochinillo asado a la castellana) y lechazo asado.

Hornazo

Entre la carne de vacuno cabe destacar la carne de morucha una raza autóctona (posee un sello de denominación de origen desde 1995), siendo más oscura que la carne de vaca tradicional. El picadillo de carne de Tejares, las migas de rico. El cordero se puede servir en menestra de cordero, asado como las chuletas de cordero a la brasa, el codero al Astiz. De la misma forma se tiene el cabrito asado. En el terreno de la volatería se conocen preparaciones de pavo, es conocido el pollo relleno a la salmantina.

Las truchas del Tormes son el pescado fresco más importante procedente de la pesca fluvial. Entre los pescados conservados se tiene el bacalao que se prepara en Béjar (bacalao a la bejarana).

Las legumbres son famosas en la provincia, de esta forma se tienen abundantes garbanzos (los más famosos son los pedrosillanos, de Pedrosillo el Ralo, de pequeño tamaño), lentejas (son conocidas las de Armuña) y alubias. Todos ellos compuestos con carnes en cocidos.

Existe un plato, las habas a la salmantina elaboradas con chorizo y puntas de jamón. Las patatas con chorizo, las patatas meneadas y Calderillo que es un guiso típico de patatas y carne de ternera aderezado con pimiento rojo, cebolla y laurel. El zorongollo de influencia extremeña se da en algunos municipios del área meridional de la provincia. Entre la producción de cereales se encuentra la de trigo que se emplea en la elaboración de pan. Entre los arroces se encuentra la chanfaina salmantina que se elabora con arroz y menudos de aves y cordero. Una ensalada típica es el limón serrano elaborada de naranjas, limón, huevo cocido y chorizo aliñado con azúcar, sal, aceite de oliva y un chorrito de vino tinto. Existe una pequeña producción de aceite de oliva en las Riberas del Duero.


Chanfaina

Existen algunas preparaciones reposteras típicas de la provincia. Tales son el bollo maimón, la tortilla de arroz y azúcar, en la capital los chochos de yema (un confite en forma de peladilla de gran tamaño), las rosquillas de Ledesma. En La Albercason muy apreciados los amarguillos (galletas de almendra), las almendras garrapiñadas de Alba de Tormes, los hojaldres de Ledesma. En Cepeda las perrunillas, los mantecados, rosquillas y buñuelos. Los turrones de almendra son populares en la provincia, de la misma forma en Ciudad Rodrigo el repelao que es un dulce de la comarca con sabor parecido al mazapán y las perronillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Pages